“PARECE LLOVER FIEBRE”

(Estío 2015)

El ambiente fogoso de la tarde

su fuerte calentura va dejando

caer sin miramiento y si medida

sobre las entretelas del espacio.

Este calor que es casi irresistible,

que como una fogata va tostando

de manera silente a mano abierta

dejando cuanto toca bronceado,

mucho influye también en las personas,

su huella va marcando con su paso

en las gentes mayores y en los niños

que son los que se sienten más tocados,

de otra parte las plantas las abrasa,

aun cuando en sí el plantel esté regado,

sólo de madrugada frescor siente,

porque a poco tardar vendrá volcando

el crisol otra vez, de nuevo el SOL

que en su fragua lo tiene preparado

en plena ebullición sobre la llama

que aviva con el fuelle, que soplando

despierta su viveza y fuerza toma;

y el metal lo transforma en puro caldo,

el cual un día y otro y otro más

desde su alto balcón lo va regando,

por eso es que el calor sigue en sus trece

pues la sartén la tiene por el mango,

al menos unos días todavía

hasta que llegue Agosto y coja el mando

y una vez transcurridas dos semanas

el ambiente bien pueda ir moldeándolo,

llevándolo a sus métodos, de modo

que a no mucho tardar esté cambiado.

Esperemos que así suceda todo,

que cumpla con sus métodos de antaño;

y podamos volver a respirar

libres de la fogata de los rayos

del Sol, a mediodía y por la tarde

y que llegue el frescor con el Ocaso,

que las noches se pasen apacibles

y a pierna suelta sin calor durmamos…

****************

**********